Quiénes somos en CUIDADO con los HUEVOS



¡Qué buena gente!


Dos parejas están jugando a las cartas.

De repente, a Serafín se le caen unas cartas al suelo. Cuando se agacha para levantarlas, nota que la mujer de Pablo no está usando ropa interior.
Medio incómodo, Serafín se golpea la cabeza con la mesa y se levanta con cierto rubor en el rostro.
Más tarde, Serafín va a la cocina a buscar una cerveza y la mujer de Pablo lo sigue. Le pregunta:
- ¿Viste algo interesante debajo de la mesa? mujer muy sexy

Serafín admite que sí, y ella continúa:
-¡Puede ser tuyo, por sólo 500 Euros!

Serafín piensa unos minutos, y finalmente dice que sí está interesado. Quedan en encontrarse el viernes siguiente a las 2 de la tarde, cuando Pablo estuviera en la oficina.

El viernes, Serafín va a la casa de Pablo y, después de una sesión de sexo como hacía mucho tiempo que no tenía, le paga a la mujer los 500 Euros acordados.
Al rato después llega Pablo y le pregunta a su mujer:
-¿Serafín estuvo aquí esta tarde?

La mujer, a regañadientes y un tanto sorprendida, responde que sí.
-¿Y te dio 500 Euros?
(¡Dios mío, él lo sabe!), piensa ella.

Y finalmente dice:
-Sí, me los dio.
-¡Ah, que bueno! -responde Pablo-, él pasó por mi oficina esta mañana y me pidió 500 Euros prestados. Me dijo que me los devolvería esta tarde al pasar por la casa, que te los dejaría a ti si yo no estaba.
¡¡¡Qué buena gente es Serafín!!!

¿Por qué no te fijas en mí?


No te fijas en mí

Fuente: Dabinci con B

El pastor y las ovejitas viciosas


Un pastor tenía un rebaño de ovejas, pero no tenía un macho para 'cubrirlas'. Le comenta su problema a un colega y éste le dice:

- No pasa nada. Llévatelas al monte y las cubres tú mismo. Si al día siguiente se ponen al sol es que están preñadas y si se ponen a la sombra vuelves a intentarlo.

El pastor sube a las ovejas a la furgonetilla, se las lleva al monte y... ale ¡¡a darle al temita!!

A la mañana siguiente se despierta y pregunta a su mujer:

- María, ¿Las ovejas están al sol o a la sombra?
- Están a la sombra - contesta la mujer.

El pastor vuelve a subir a las ovejas a la furgoneta y repite la operación.

A la mañana siguiente:

- María, ¿Las ovejas están al sol o a la sombra?
- Están a la sombra - contesta la mujer.

El pastor vuelve a cargar sus ovejas en la furgoneta, y así sucesivamente durante varios días, hasta que una mañana:

- María, ¿Las ovejas están al sol o a la sombra?
- Pues la verdad, ni al sol ni a la sombra, desde las 6 de la mañana están todas subidas en la furgoneta saltando y tocando el claxon.
Chiste. HUMOR. OVEJAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

usuarios online de tu web

Envíanos tus viñetas, chistes, artículos...y haremos publicidad de tu blog:

senoshaidodelasmanos@gmail.com