¿Quién es realmente Papito?


Miguel Bose apoya a ZP¿Por qué tiene tanto éxito Papito? ¿Quiénes son los que compran sus discos? ¿Quiénes sois los que vais a sus conciertos? Sé que estáis ahí, no os escondáis. Sí, tú, dime qué tiene Papito, explícamelo. Dime quién es. ¿Quién es realmente Papito? ¿Y dónde vive?

Reconozco que me metí en ‘Cardio’, su último disco, esperando hallar respuestas, pero sólo encontré más preguntas. La principal: ¿A quién le gusta esto y por qué? Son cosas inexplicables.

Supongo que el single ‘Estuve a punto de…’ es pegajoso en el buen sentido (¿el primer tema de radiofórmula que habla de un intento de suicidio?). El resto, más o menos, es relleno embadurnado de dramatismo afectado, arreglos horteras, estribillos épicos, interpretaciones exageradas y, en definitiva, plástico.

Pero espera, ahora que me leo. ¿He escrito dramatismo afectado, hortera, épica, exageración, plástico? Claro, el disco perfecto para las fiestas del Orgullo en Chueca (vivo encima, sé de lo que hablo). Perdonen mi ceguera.

Miro las fotos del libreto del CD, con Papito haciendo posturitas y vestido de monje samurái, y todo me resulta forzado, pesado, sofocante (último adjetivo, prometido).

Eso sí, has aldelgazado la leche, Papito.

Sensualidad para cuarentonas y provocación para ‘las tardes con Ana Rosa’, eso es lo que ofreces.

No es solo que el 75% de las canciones sean prescindibles (se salva, por ejemplo, ‘A mí me da igual’, un reggae disfrazado de balada sofisticada que logra recorrer tres minutos sin empalagar, no es poco), es que el disco es como el Sáhara: doce canciones que ocupan más de 50 minutos, auténticas dunas pastosas imposibles de escalar, con una producción electrónica que huele a neumático quemado.

Se nota que Papito, cuya carrera caía en barrena hasta que un disco de duetos con viejos éxitos le sacó del agujero, va con la lengua fuera.

Musicalmente está perdido. En la rueda de prensa de ‘Cardio’ le preguntaron qué música escuchaba en la actualidad y sólo acertó a decir Ximena Xariñana (con la que ha colaborado recientemente, por cierto).

El éxito de Papito en los 80 era perfectamente comprensible (canciones pop contagiosas, cierta capacidad para provocar, familia de abolengo, condición de sex-symbol), pero a día de hoy, ¿quién quiere seguir con el juego? ¿En qué consiste el juego?

Fuente: El Detonador

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No se puede decir mas claro...

Trasto Malísimo dijo...

imagino que es el mismo truño que lleva haciendo toda la vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Envíanos tus viñetas, chistes, artículos...y haremos publicidad de tu blog:

senoshaidodelasmanos@gmail.com




Licencia de Creative Commons El contenido del blog está protegido bajo una Licencia de Creative Commons.

Esto implica que puedes copiar, distribuir y comunicar públicamente los contenidos del blog, siempre que cites al autor y enlazando a CUIDADO con los HUEVOS.

No está permitido modificar el contenido de la obra ni utilizarlo para fines comerciales.